Blog

El Mundo contra mí. En salud, no existe lo imposible. Compruébalo.

El Mundo contra mí.

En salud, no existe
lo imposible. Compruébalo.

El- Mundo-contra-mí

El
mundo contra mí,

Soy consciente que estoy predicando en el desierto, va implícito a nuestra
raza. Hace años aprendí a conocerme, por eso conozco a los demás, y sus
limitaciones. Dicen que cada país tiene el gobierno que se merece, y yo añado,
que cada persona tiene sus experiencias, males y enfermedades que le han puesto
en esta vida para aprender, superarse, y para que aprendan gentes de su
entorno.
         Por
supuesto creo en la reencarnación, y otras muchas creencias que seguro no
compartimos, pero mi espíritu vital, guerrero e inquebrantable, continúa su
camino soportando incredulidades, vientos y tempestades, como un Don Quijote
absolutamente cuerdo. Nunca tuve la lucidez de mis últimos 8 años.
         “Tiempos
ha”, deseché la palabra imposible, sin saber las causas. La respuesta,
como en otros muchos casos, me ha llegado años después, pero para mí lo
importante es llegar. Nunca dí una causa por perdida, pero cuando a los 60 años
no pude caminar 100 m, o interrumpir la conversación a los 10 minutos por falta
de energías (y otras cosas), ahí me vine abajo. 
El mundo contra mí.

El
mundo contra mí
.
A los 63 ya me encontré abatido, como muchos de vosotros en vuestras enfermedades.
Supe que estaba acabado cuando la vida me puso de rodillas. Pero fue ahí cuando
se produjo el milagro, cuando empecé a practicar el sistema de sanación con
Energía Taquiónica piramidal, según explico en
“espaciodesanacion.com”. Sé que no eres consciente de los límites de
tu mente y de tu cuerpo, aunque te cueste admitirlo.

Superé
mis males y enfermedades, y descubrí que después de ése proceso, mi cuerpo
inició un constante rejuvenecimiento, como he explicado “harto
suficiente”. Es creer o reventar. Es un proceso fácil de entender, pero no
hay peor sordo que el que no quiere oír. Me gustaría que alguien me dijera qué
haría en mis circunstancias, pero lo que no voy a hacer es ocultarme, o guardar
silencio, porque podáis pensar cualquier cosa.
El
mundo contra mí
.
El tiempo dará la razón a quien la tenga. La verdad sólo tiene un camino, te
guste o no. He solucionado mis problemas, pero sé que debo compartir mis
conocimientos. En un futuro se tendrán que reescribir algunos libros, ha sido y
será a lo largo de la historia. Siempre hay una primera vez.
Estoy
hablando de algo que la ciencia y la “sociedad” no admite como
posible, pero sabemos de muchos hechos ocurridos a lo largo de milenios, que no
tiene explicación razonable, pero existen. Yo las tengo abundantes en mi caso,
además de pruebas médicas, y fotografías que demuestran la evidencia y
veracidad de mis afirmaciones, sin mencionar mi excelente forma física a mis
70.
 Sigo en mi proceso, en éste caso inverso al
tuyo, intentando llegar a medios de comunicación que reconozcan ésta realidad,
y que pueda darlo a conocer, Mientras tanto los enfermos que estáis en un
“no, es no” o en El mundo contra mí, siguiendo los
conocimientos conocidos, y aceptados como dogma de fe, van teniendo su fecha de
caducidad, y sobre todo lo peor, dolor y sufrimiento.
Este
método, atribuido al Antiguo Egipto, es compatible con cualquier tratamiento
médico, y sin efectos secundarios. Estoy abierto a cualquier sugerencia, pero
lo que sí puedo demostrar, es que es cierto lo que digo.
Hay
que despertar consciencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Carrito